La importancia de tener más de una fuente de ingresos

Diversificar para obtener más beneficios

Contar con una fuente de ingresos extra, cada día se vuelve más una necesidad que un lujo. Protegerte a ti y a tu familia contra los inevitables altibajos de los ciclos económicos puede ser posible si le damos la importancia que merece a la diversificación de tu flujo de ingresos, es decir, al buscar adquirir diferentes fuentes de entradas de efectivo que nos brinden mayor seguridad financiera.

Las fuentes que nos ayudarán a adquirir diferentes flujos de ingresos se pueden clasificar en dos principales: fuentes activas y fuentes pasivas; las fuentes activas son todas aquellas que requieren un esfuerzo físico durante un periodo determinado, como lo es un trabajo fijo en donde tenemos un horario laboral y contamos con funciones de puesto muy específicas que desarrollar día con día. Por otro lado, tenemos las fuentes pasivas; en las que también se requiere un esfuerzo físico de nuestra parte, pero con las que contamos con mayor libertad en tiempos para ejecutarlas.

Si deseas integrar nuevas fuentes de ingresos a tu vida, es importante que primero consigas una fuente de ingresos activa, idealmente, no deberías gastar tiempo y energía buscando nuevas fuentes de ingresos hasta que la primera esté bien establecida. Asegúrate de contar con un ingreso fijo quincenal o mensual, que te ayude a solventar tus gastos fijos antes de seguir otros pasos. Después, debes definir tus habilidades, todas las personas tenemos habilidades, experiencias y valores únicos que ofrecer al mundo y son compensadas por eso. Descubre los conocimientos, experiencia, habilidades o soluciones que puedes ofrecerle a los demás para que te paguen por ello. Descubre en que eres bueno, aprende más sobre esa área en específico y así, aumentarás el valor que los otros pagarán por ti. Recuerda, lo que puede ser conocimiento común para ti no lo es para todos.

A continuación, queremos compartirte 3 ideas para adquirir nuevas fuentes de ingresos pasivas que te ayudarán a diversificar tu fuente de ingresos:

1. Escribir artículos para páginas web.

Si eres bueno para redactar y tienes buena ortografía, redactar puede ser una opción para ti, existen cientos de páginas web que buscan redactores constantemente para publicar artículos de calidad. También puedes buscar redactar textos o correos electrónicos.

2. Marketing de afiliados:

Si tienes habilidades para efectuar ventas y eres bueno en marketing digital, es posible ganar dinero como afiliado promoviendo productos de otras personas en internet. Ser afiliado significa ser la persona que recomienda productos de terceros, a cambio de comisiones recibidas tras cada venta, promoviendo los vínculos o links de los productos que están disponibles en las diferentes plataformas de ventas.

3. Podcast:

Si quieres compartir tus ideas con tu público o generar confianza entre tus posibles clientes, hacer un podcast es una excelente opción porque además de que existen infinidad de nichos para los que aún nadie ha creado contenido en este formato, puede formar parte de tu estrategia de ventas, lo puedes monetizar, ya que cada vez más marcas se están dando cuenta de que es un medio en crecimiento y cada vez invierten más en publicidad para podcast buscando llegar de una forma rápida a estas audiencias segmentadas.

Como seguramente te habrás dado cuenta, cada vez es más fácil encontrar nuevas formas de ganar dinero para diversificar nuestra fuente de ingresos, y aunque aquí hemos nombrado solo algunas formas de las muchas que existen actualmente, todas son una gran oportunidad de generar ingresos extras o quizá puedan pasar a ser tu principal entrada, si descubres que tienes un gran potencial para una en específico.