¿Cómo es trabajar con un asesor en inversiones?

Lo fácil que es trabajar con un asesor en inversiones

Nuestro futuro financiero en manos de expertos

Comprar una casa, ahorrar para el retiro, lograr la libertad financiera, estas son algunas de las metas que nos planteamos lograr al iniciar nuestra vida profesional y la realidad es que la mayoría de nosotros comenzamos a pensar que podemos manejar decisiones financieras y de inversión por nuestra propia cuenta. A medida que el tiempo pasa y nuestras carreras, vidas y objetivos se expanden, comenzamos a cuestionarnos: ¿he tomado las mejores decisiones para cumplir con mis objetivos financieros? ¿alguien pudo haberlo hecho mejor que yo?, estas y otras preguntas nos hacen darnos cuenta que, así como existen áreas de nuestra vida en donde nunca prescindimos de la ayuda de un experto para obtener mejores resultados, el área financiera debe ser también una de ellas. A continuación, te contaremos quién es y qué hace un asesor de inversiones y lo fácil y seguro que es trabajar con ellos. Un asesor en inversiones es una persona física o moral que asesora o toma decisiones en nombre del cliente para inversiones en mercados accionarios, esta figura legal se otorga por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y por la Ley del Mercado de Valores. El trabajar con un asesor de Buhox Wealth se puede resumir en cuatro sencillos pasos:

1. Define tu plan financiero. Se agenda una reunión en donde el objetivo es conocer la cantidad que está dispuesto a ahorrar el inversionista y las metas financieras que quiere lograr en un periodo (comprar un auto, ahorrar para el retiro, pagar la universidad de sus hijos, etc.), con base en dichas metas, el asesor le propone un plan financiero, que se revisa cada año para mantener en el próximo periodo o ajustar si así se desea.

2. Resuelve temas administrativos. Al acordar el plan financiero a seguir, se agenda una segunda reunión para cubrir diferentes temas administrativos, como el llenado de formularios, registros y firma de contratos, que garantizan la legalidad y transparencia del proceso.

3. Deja todo en manos de tu asesor. A partir de este momento, el trabajo es solo del asesor. Este se encarga de hacerte llegar tres mensajes al mes; dos reportes generales de los mercados y un reporte de análisis de una empresa en específico, lo que asegura que tu asesor está en completo tono con lo que está pasando en el mercado de valores, y por lo tanto, con lo que está o estará pasando con tu dinero. Además, recibes estados de cuenta donde puedes ver que movimientos se hicieron, como está tu portafolio de inversión y tus rendimientos.

4. Comienza ver tus rendimientos. Puedes ver cómo avanza tu inversión y cuando el tiempo de cumplir las metas llegue, puedes retirar el dinero que necesites.

Permitir que un asesor en inversiones maneje tu dinero, puede ofrecerte múltiples beneficios en el mediano y largo plazo, los tres principales son:

• Alineación de intereses. A diferencia de las casas de bolsas, que ganan por cada transacción y tratan de que hagas un mayor número de éstas para ganar más, el asesor de inversiones gana un porcentaje del valor de tu portafolio, así que entre mejor te vaya, todos ganan, protegiendo así tus intereses.

• Transparencia: Puedes conocer en cualquier momento los movimientos de tu portafolio, a diferencia de un fondo de inversión que te ofrece un banco, donde pocas veces conoces en qué valores se invierte el dinero.

• Protección: El asesor de inversiones nunca toca el dinero, se hace una cuenta en una casa de bolsa a nombre del inversionista y solo él tiene los permisos necesarios para retirar dinero. El asesor solamente tiene permitido comprar y vender valores dentro de la cuenta.

No necesitamos vernos obligados a reaccionar ante desafíos financieros inesperados, ni a arriesgar nuestro capital a causa de nuestra inexperiencia en inversiones, al contrario, hoy tenemos la oportunidad de planificar nuestro futuro económico de la mano de profesionales, habla con un asesor en inversiones dando click aquí.